joven libre

¿Qué nos sugiere el nombre que el proyecto TU VIDA EN TUS MANOS nos propone?

Nada mas y nada menos que como seres humanos tenemos el don de la libertad. Ósea que somos capaces de autodeterminarnos, capaces de buscar aquello que nos haga sentir mas plenos y mas perfectos.

Ser libres significa poder elegir, poder optar, poder hacer uso de nuestras facultades para poder decidir y actuar de una u otra forma. Podríamos definir también la libertad como la propiedad de la voluntad que está determinada a los bienes concretos.

Cuánto mejor conoce la inteligencia los bienes en juego, más fácilmente puede la voluntad elegir. Para esto hace falta interioridad. Cuando no la hay, generalmente no hacemos buenas elecciones. Tenemos libertad «de» (exterior) y libertad «para» (interior). La primera de ellas esta al servicio de la segunda y esta relacionada con las opciones que se nos presentan en la vida, y las opciones… están para elegir. Cuando la persona elige y su voluntad encuentra el objeto del bien, podemos decir que se siente plena, pues entra en contacto con el bien capaz de saciarla.

La libertad interior exige la capacidad de renuncia. La renuncia supone cierta frustración, pero la tolerancia a la frustración supone fortaleza. El que elige algo y se compromete por algo, va a ser muchísimo mas pleno.

La libertad interior se manifiesta en la responsabilidad, vale decir, en la capacidad de «hacerse cargo». Solamente se hace cargo quien se siente «dueño» de sus acciones.

¿Qué estrategias proponemos para desarrollar hombres libres?

  • Desarrollar una sana afectividad (importancia de la familia): Equilibrio emocional, hacer que la persona se sienta valiosa. Amar es decirle a otra persona: ¡¡Qué bueno que vivas!!
  • Desarrollar la interioridad: importancia del diálogo y el ejemplo.
  • Desarrollar la templanza: importancia de la austeridad.
  • Desarrollar la fortaleza: importancia de los límites.
  • Desarrollar la autonomía.
  • Desarrollar la oblatividad: olvidarse de sí, para ocuparse de los demás.

Conclusión: La libertad no es un fin en sí mismo, sino un medio primordial para lograr la mejor versión de mi mismo y para hacer crecer a los demás.

María Ofelia Cirone

Orientadora familiar

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On Facebook